lunes, 19 de septiembre de 2011

AUGUSTO SALAZAR BONDY: SUJETOS DE LA EDUCACIÓN

El Educando

Salazar Bondy propone la formación completa del educando, sin discriminación ni privilegios; una educación adecuada a las necesidades de cada persona y de los diferentes grupos.
Salazar Bondy en su libro “La Educación del Hombre Nuevo” plantea que el educando deja de ser objeto de la educación para ser sujeto de la educación y que éste es un agente de cultura. Al ser educado por otro, puede a su vez ser educador de su educador y educador de sí mismo. El educando debe buscar sus propias formas de ser, de decidir libremente su conducta, y contribuir a la creación histórica de la comunidad de los hombres.
Es concebido en todas sus dimensiones humanas: biológica, psicológica, social y espiritual. Es un ser crítico, creativo y solidario. Sostiene que la educación está llamada a poner al educando en contacto con los valores, las normas y las formas de acción reconocidos y aceptados en el grupo social.
En un artículo periodístico, aborda el tema del alumno y expresa estas características como aspiraciones para lograr:
  • La inquietud cognoscitiva.
  • La capacidad de autoelección.
  • El gusto por el análisis y la prueba.
  • La seriedad y la honestidad intelectuales.
  • Una cierta toma de conciencia vital.
El alumno normal, sostenía, puede cultivar las características señaladas y a ello debe encaminar sus esfuerzos el profesor, en función del conjunto de la personalidad individual y de su historia personal.
 
El Educador

Salazar Bondy sostiene que el educador es el sujeto del acto de enseñar y es el agente del diálogo. La concepción del educador como “agente del diálogo” supone romper esquemas pedagógicos y morales basados en la subordinación de una mente a otra y de una voluntad a otra; en la imposición de patrones de conducta automáticos o mera-mente habituados, sin la participación rectora de su conciencia.
Considera que el educador canaliza el esfuerzo educativo de la sociedad y va más allá de los linderos de la escuela, ejerciendo sus funciones a nivel del núcleo comunal. En el ámbito de la comunidad local, coordina su acción con sus demás colegas y con los represen-tantes de las instituciones sociales. Él es un animador constante de la comunidad y contribuye a la concientización del grupo social.
Para Salazar Bondy el maestro tiene que ser imaginativo, porque debe promover la vida futura del educando y tiene que tener la suficiente visión de futuro. Sin ella y sin la voluntad de cambio, traducida en acciones pedagógicas concretas, el educador no podría lograr satisfacer las exigencias de la visión educacional del proceso revolucionario.
El educador es agente de cultura porque está encargado de enseñar normas, valores, ideas, conocimientos, al individuo para que pueda ser capaz de desarrollarse en armonía en su hogar, comunidad y nación. Desarrolla “una acción personal con respecto a sus alumnos, una acción social con respecto al grupo local al que pertenece y una acción nacional como un elemento coordinado con otros que conforman la profesión magisterial de una nación”183.
El profesorado tiene la responsabilidad de contribuir a la acción educativa y cultural en la comunidad mediante el ejercicio de sus funciones en entidades públicas y privadas. El maestro tiene que educar para y en la libertad.
El maestro tiene que enseñar, inculcar, imprimir conocimientos, valores éticos para que el individuo se dignifique y alcance el progreso en la sociedad. La misión del maestro decía Salazar Bondy, es hacer que los educandos tomen conciencia del país, de los problemas y proyectos que lo embargan, de su realidad y su ideal. El profesor debe cultivar la reflexión crítica, el rigor, el orden, el pensamiento sistemático y la capacidad de penetración e iluminación de la realidad.
El docente debe tener una cultura filosófica segura, rica y actualizada, para lo cual debe poseer capacidad de asimilación completa de ideas y métodos; debe poseer una cultura básica general, estar informado constantemente de los progresos, acontecimientos, inventos, avances de la ciencia y de la tecnología, además de los principios y cuestiones fundamentales de las diversas disciplinas; y debe nutrirse de las experiencias adquiridas de las participaciones directas, para luego asimilarlas y elaborarlas en su trabajo, que es justamente lo que más interesa en su ejercicio como profesional.

La Comunidad

La teoría educativa que propone Salazar Bondy pretende abrir a la comunidad las puertas de la formación humana, de tal manera que los estudios independientes, los aportes del trabajador en su función laboral, la acción de grupos de interaprendizaje informados y espontáneos y la utilización de los medios de comunicación colectivos sean vías convergentes de educación. Significa superar el esquema de la escuela cerrada, concebida como un enclave en medio de una sociedad en proceso de cambio que necesita cada vez más una real interconexión entre todos los componentes. La unidad organizativa de esta nueva teoría y práctica educativa es para Salazar Bondy el Núcleo Educativo Comunal, gobernado por un Consejo Educativo Comunal y en el que participan las fuerzas vivas de la sociedad.
Manifiesta, el filósofo y maestro, que no ha habido acoplamiento dinámico entre la escuela y la sociedad y que a esto se debe que la escuela peruana haya sido esencialmente reflejo de la sociedad en lo negativo, reflejo de sus creencias, de sus vicios, de su impotencia. Señala que un proceso revolucionario que busca renovar a la sociedad y al hombre ha de poner énfasis en el desarrollo nacional. Para conseguir dicho propósito plantea una transformación educativa que radica en lo siguiente:184
1. Una investigación sistemática de nuestra realidad educativa, en la que debe tenerse en cuenta las relaciones socio - económicas que vinculan las instituciones de enseñanza, el personal docente, el alumnado y los padres de familia con el país. Que tome en consideración las diferencias regionales y locales y las necesidades ocupacionales provocadas por el desarrollo de las actividades productivas.
2. En base a esta investigación y a una experimentación suficiente, sostiene que se impone un cambio radical en la estructura de la educación nacional, que comprende:
a) Metas por alcanzar a corto y largo plazo.
b) Medios que se dispone inmediatamente en lo material y en lo pedagógico, y medios que hay que preparar para una acción futura.
c) Participación de la comunidad.
d) Ayuda de las organizaciones internacionales.
3. Reestructuración de los ciclos y ramas de enseñanza, de lo cual depende la adaptación funcional de la educación a las exigencias del desarrollo del país.
4. El diseño y ejecución de un plan nacional y expansivo de capacitación y perfeccionamiento magisterial que haga posible la máxima participación del personal docente en servicio en el proceso de reforma (...). 
La nueva educación, según Salazar Bondy, aspira a preparar a los peruanos para el trabajo útil a la sociedad y a desarrollar una actitud favorable de cambio. La comunidad en su aspecto económico debe participar en el esfuerzo educativo mediante su propio crecimiento, para proporcionar empleos que la población peruana requiere; debe interrelacionarse con las instituciones educativas de todos los niveles para el intercambio de experiencias concernientes al trabajo y a las modificaciones de la tecnología.
Es preciso considerar la cooperación de la educación con todas las instituciones intermedias. A través de estas instituciones intermedias la comunidad puede y debe contribuir con el esfuerzo educativo público. Son varias las instancias o instituciones intermedias que enlazan al individuo con el estado:
  • De carácter territorial (aldea, distrito, provincia, departamento, región, etc.).
  • De orden laboral (sindicatos, federaciones, asociaciones de trabajadores).
  • De orden funcional (actividades productivas y profesionales).
  • De orden cultural (grupos con lenguaje y valores distintos).
  • De orden confesional (grupos religiosos).
La acción de la comunidad en la esfera educativa nos muestra, aún ahora cómo puede realizarse una acción comunal y comunitaria compatible con las finalidades de la sociedad global.

183. SALAZAR BONDY, Augusto. “En torno a la Educación”. Ob. Cit., p.15
184. SALAZAR BONDY, Augusto. “En torno a la Educación”. Ibídem., pp. 68 y 69.

No hay comentarios:

Publicar un comentario