viernes, 9 de septiembre de 2011

FINES DE LA EDUCACIÓN SEGÚN WALTER PEÑALOZA RAMELLA

Siendo propósitos de la Educación el triple proceso de: desarrollo de la persona, interrelación con el grupo social, e incorporación de la cultura, se puede decir que la educación es un proceso muy complejo intrínsecamente y difícil de materializar en forma plena. Por ello, podemos expresar que para Peñaloza el fin de la Educación es buscar que los educandos se realicen integralmente como seres humanos, lo cual implica estimular su libertad y autonomía, pero no segregán-dolos del grupo social, sino incitándolos a aprehender la cultura a la que han advenido, despertando su capacidad de captar valores, para – con la libertad y responsabilidad alcanzada – participar crítica y creadoramente en nuevas realizaciones culturales. En definitiva, es hacer posible que los educandos desenvuelvan las capacidades que como personas tienen, se relacionen adecuadamente con el medio social e incorporen la cultura de su época y de su pueblo. De allí el hecho sustancial de que en todo instante del proceso educativo estemos actuando como seres humanos que tienen la capacidad de darse cuenta de los valores. De esta manera los contactos con el grupo social y sus creaciones culturales, cuando logramos que sean vivencias reales y estimuladoras, se traducen de inmediato en la percepción de los valores y, por lo mismo, en la comprensión del significado de las creaciones culturales, quedando abierta la posibilidad para la crítica, la toma de posición, la innovación y la creación, según el Dr. Peñaloza. Es por ello que son propósitos de la educación la hominización, la socialización y la culturación del hombre.

Estos propósitos pueden observarse en el siguiente esquema:

No hay comentarios:

Publicar un comentario