domingo, 11 de septiembre de 2011

JOHN DEWEY: SUJETOS DE LA EDUCACIÓN

El Educando
 
Para Dewey:

  • Todos los niños y jóvenes son sujetos de la educación al margen de su sexo, raza, religión o clase social.
  • El niño es simplemente un ser no maduro que ha de ser llevado a la madurez, es un ser superficial al que se ha de dar profundidad.
  • El educando es el punto de partida, centro y fin de la educación. Su crecimiento o desarrollo, es el ideal.
  • El niño, cuya característica predominante es la plasticidad debe ser animado a mantener esa proclividad “natural”, a buscar, inquirir, explorar y sumergirse en el ambiente y aprender de la experiencia.
  • El educando debe tener la capacidad de autocontrol, de percibir las cualidades de la experiencia y seleccionar aquellas que le sirvan para el desarrollo de sus potencialidades.
  • El educando debe tener noción de la libertad que posee, para utilizar la misma en su beneficio y en el de su comunidad.

El Educador
 
  • La misión del maestro es preparar aquel género de experiencias que inciten la actividad del alumno; que sean más que agradables de inmediato y que provoquen experiencias futuras deseables.
  • El maestro es, al mismo tiempo, un alumno mayor, cooperador y más sensato. Auxilia al niño a aprender los valores de la participación democrática, no impartiendo información sino inquiriendo las situaciones problemáticas. No es un dictador de clases sino un guía de las actividades del grupo.
  • El educador debe ver en qué dirección marcha la experiencia. Dewey decía que no tenía sentido ser más maduro si en lugar de usar su mayor discernimiento para ayudar a organizar las condiciones de la experiencia del ser inmaduro, lo desaprovecha.
  • El educador debe aplicar el saber que le da su propia y mayor experiencia sin imponer un control meramente exterior. Debe juzgar qué actitudes conducen realmente a un desarrollo continuado y cuáles son perjudiciales.
  • El educador debe saber concretamente qué ambientes conducen a experiencias que faciliten el crecimiento. Debe saber utilizar los ambientes físicos y sociales que existen, a fin de extraer de ellos todo aquello que contribuya a formar experiencias valiosas.
  • El educador es responsable del conocimiento de los educandos y del conocimiento de las materias de las que se seleccionarán las actividades que lleven a una organización social, una organización en que todos los individuos tengan una oportunidad de contribuir con algo y en la que las actividades en que todos participen sean el principal sostén del control.
  • El educador debe tener conocimiento de los intereses del niño y observarlo para que pueda entrar en su vida y ver para lo que está dispuesto y el material sobre el que podrá trabajar más pronto y fructíferamente. Estos intereses no han de ser ni fomentados ni reprimidos porque al fomentarlos podemos llegar a sustituir lo permanente por lo transitorio y al reprimirlos sustituimos al niño por el adulto y matamos su iniciativa e interés; lo importante es descubrirlos.
  • El maestro es un servidor social destinado a mantener un orden social y a asegurar el desarrollo social acertado.
  • La misión de los educadores no sólo es educar a los individuos sino la de formar la verdadera vida social, una sociedad organizada sobre una base democrática.

2 comentarios: